Vicente Ganesha, un auténtico ibicenco de corazón nacido en Alicante que llegó a la Isla a finales de los 70 después de trotar por Londres o París comprando y vendiendo todo aquello que llamaba su atención.